Fuji X100.. complemento o suplemento?

Bueno, os escribo para enseñaros la última cámara que ha entrado a formar parte de mi equipo fotográfico, antes de continuar, solo quiero apuntar, que bajo ningún concepto este post es técnico, sólo quiero contar a mi manera, la experiencia que ha supuesto para mi este mes con la Fuji X100, mas abajo citaré las fuentes que me hicieron decidirme.

Los que me seguís en twitter o FB, recordaréis que a final de año me hice con una D3 como segundo cuerpo (o primer,  jeje) para que me acompañara en esta temporada de bodas que empieza. Mi idea no era otra que llevar montado otro objetivo, complementario al que llevara en la D700 para permitirme cubrir mas situaciones y que no se me escapara nada -y es que lo que se gana en calidad con los fijos, se pierde en versatilidad- y lo verdaderamente importante, llevar un segundo cuerpo que cubriera un posible fallo del principal, una posibilidad muy remota, pero que entra dentro de los caprichos del destino. El pensar que un fallo técnico, pudiera arruinar el recuerdo mas importante y duradero de una pareja confiara en mi para ese día tan especial, me tenía muy preocupado, así que decidí invertir en seguridad y como no, en calidad. Una vez completado el equipo con el que trabajaré este año, seguía teniendo un vacío que no había podido cubrir ninguna compacta, y es que los fotógrafos somos así, como tenemos la imperiosa necesidad de hacer fotos donde vamos, queremos hacerlas con la mayor calidad posible, pero ojo! sin cargar el equipo todo el día, y aunque la Canon S95 que es la que llevaba hasta ahora sea una compacta superior, no llegaba a cumplir mis expectativas, por lo que decidí probar con la Fuji X100.

Según leí en las especificaciones y en algunos blogs especializados, no es una cámara para todo tipo de público, hay que tener en cuenta que el hecho de tener un objetivo fijo, ya limita bastante para ciertas situaciones, por eso hay que tener muy claro para que se quiere antes de comprarla. Particularmente yo la quería para llevar todo el día encima, hacer fotos a mi pequeñajo, e incluso salir a callejear con ella y hacer algo de reportaje, con calidad pero yendo ligero, y en este caso, creo que es redonda. El objetivo es el equivalente a un 35mm, objetivo clásico de reportaje, con una luminosidad muy acorde que combinada con el ISO que permite su sensor, lo hace un tándem inigualable. Ya sabeis todos que los valores de ISO son los que matan normalmente a las compactas, por su pequeño sensor y su gran aglomeración de píxeles. Podemos disparar con ella hasta ISO 2000 o 2500 obteniendo unos resultados mas que aceptables. El objetivo es blandito hasta 2.8, a partir de ahí rinde pero que muy bien, se nota que está hecho y diseñado para estar juntos.

En el apartado de usabilidad, tengo que decir que no he tardado mucho en hacerme a ella, normalmente la llevo en prioridad a la apertura, con medición matricial dejando que ella elija según las condiciones lumínicas y corrigiendo levemente con el control de compensación de la exposición. Con esta configuración no he tenido que pasar por ninguna opción del menú para ir tirando fotos, algo que se agradece. El visor, que como sabréis es híbrido, pudiendo elegir con un simple gesto de la palanca frontal entre digital u óptico, va siempre configurado en digital, y no porque no me guste el óptico, ni me importe el pequeño error de paralelaje, pero he observado que con esta configuración el autofoco de la cámara (que no es ninguna bala) se comporta mucho mejor y clava normalmente a grandes aperturas, cosa que para mi es bastante importante. Sin entrar en demás detalles el foco manual es malo malo, muy poco usable, por no decir nada, incluso en modo macro es mejor tener un poco de maña y paciencia para enforcar con el AF.


Por lo demás creo que es una cámara ideal -un verdadero suplemento- para el fotógrafo profesional que quiera una cámara de cierta calidad, sin tener que tirar del equipo réflex todo el día, su aspecto retro (es bonita a rabiar) no la hace muy discreta a veces, la gente se queda mirándola pensando que es una cámara de carrete, aunque luego es muy silenciosa. El retardo desde que pulsamos el botón de disparo hasta que se hace la foto es mínimo (problema en la mayoría de las compactas) aunque al hacer la foto le cuesta retomar el aire, para continuar, aunque como comentaba el otro día con Dani de www.fotohistorias.es, hay que saber evaluar lo que se lleva entre manos.

Hoy mismo la he completado con la funda y el parasol, que he comprado en ebay, ya que los accesorios originales suelen costar bastante caros; ya si podemos decir que la pequeña está completamente vestida!!

Aquí os dejo una imágen de ejemplo junto con sus datos exif para que  veáis como va ;) , además de este post que está hecho íntegramente con ella.

Fuji X100 | 1/20 | f2 | ISO 2000

Por último quería hacer referencia a los sitios donde me dirigí para decidirme por la compra, me ayudaron bastante, la verdad:

The W Side - Fuji FinePix X-100. La prueba.

Quesabesde – Fujifilm FinePix X100: prueba de campo

Ken Rockwell

Aunque esta sea posterior a mi compra, os recomiendo también la review que Fotomaf ha realizado recientemente.

Espero que os haya gustado. Saludos!!

Comenta con tu cuenta de Facebook!

1 Comment to “Fuji X100.. complemento o suplemento?”

  1. Pedro Jose Garcia Gonzalez dice:

    Solo te falta pasarte a Canon hermano

Deja un comentario!